30 nov. 2007

Arredondo 2330 - Castelar



Si habré repetido esa dirección...

Una y mil veces salió de mi boca esa frase. ante cada pregunta de ¿Cual es tu direccion? yo respondia: Arredondo 2330, Castelar.

Si bien hace un par de años que no vivo alli de forma permanate voy a extrañar esa direccion, ese parque, esa habitacion con balcon al frente (al que si salí 10 veces en 15 años es muchisimo).

Esa fue mi casa, ahora se viene otra, con pileta, ese algo que quizá le faltaba a la finca de Arredondo al 2300 para ser "perfecta".

No se... tenia que subir algo y es esto, un foto y un recuerdo de la casa que
mañana mis papas y mi hermana van a abandonar.
Chelo

26 nov. 2007

El rock viaja en el Sarmiento

El Oeste del Gran Buenos Aires es como el granero del rock, el semillero que abona el crecimiento del nuevo rock nacional.

En el oeste está el agite”, disparaban Mollo y Arnedo desde “El 38”, tema de la placa Acariciando lo Áspero. Esta se convirtió en una afirmación inapelable que permite dar cuenta de la movida del rock que habita, crece, inunda, florece, y se extiende en el poniente del conurbano bonaerense.


La gran cantidad de bandas con cierto nivel de popularidad, marca un camino a seguir para muchas agrupaciones que forman parte de este semillero que parece no tener fin.

Luca Prodan es el prócer por excelencia. Pero además de Sumo (y las dos bandas surgidas de ella: Divididos y Las Pelotas), Los Caballeros de la Quema y Los Piojos, también forman parte del patrimonio musical de esta parte del conurbano. Son los mismos pagos de El Reloj, la primera agrupación heavy metal del país y donde Arco Iris dio el puntapié inicial en la fusión de ritmos, con el actual productor, Gustavo Santaolalla como uno de sus integrantes.

En la actualidad, con los Divididos volcados a shows acústicos en teatros chicos y con Los Piojos que tocan una o dos veces al año, la región ha quedado representada por "toda una camada nueva de la que Árbol sería como la punta de lanza. La Zurda, Smitten, Sendero y nosotros que estamos empezando a salir del barrio”, enumera Fati, percusionista de Yicos, una de las bandas de la comunidad Yatay Discos, formada por Nuca, Shambala, Yicos, Solar, DJ Nelson y Pulso.

Sebastián, bajista de Sendero, cree que el Oeste es amplio y prolífico en materia musical y habla de "un abanico impresionante de estilos: punk, blues, rocanrol, reggae, hip-hop. Sin embargo, muchos apuntan al reggae y la fusión de ritmos latinos”.

La movida del Oeste es sin duda, muy grande y se vive intensamente. Siempre tiene algo para ofrecer, y vale la pena escuchar de qué se trata, y descubrir esa “varita mágica musical que nadie sabe quien la tiene y que toco a los mejores del rock nacional”, como cuenta Miky, baterista de Pra Cima

.

Video de Cruces, tema de Arbol en el que se recrea
un recital en el MOCAMBO de Haedo
------------------------------------------------

ULTIMO TREN AL MOCAMBO

El cierre de “El Mocambo” privó al Oeste de su catedral del rock, fue el Cemento del Oeste y una banda de la zona sólo se legitimaba como tal, después de haber tocado en ese mítico escenario, ubicado en la calle Remedios de Escalada 25, a metros de la estación Haedo.

Actualmente no existen en los alrededores lugares que cubran el hueco que dejó su cierre. En el Mocambo había mucha historia y sus puertas estaban siempre abiertas para que las nuevas bandas hagan uso de su escenario y se muestren.
A fines de marzo de 1996 La Mississippi dio inicio a la movida, pasaron además, Attaque 77, Babasónicos, Bersuit, Los Cafres, El Otro Yo y Catupecu Machu, entre otros. Todos lo tenían incorporado dentro del circuito donde realizaban sus shows, era "el lugar" para tocar en el Oeste.

Cuando se terminaba el 2003 se decidió el cierre de este escenario y no se anunció el nombre de la banda que tocó (Árbol), sin embargo, 500 personas se acercaron ese fin de semana para despedirlo. Son las mismas que atesoran los pedazos de sillas, lámparas, carteles y hasta la dirección de la puerta que se llevaron como souvenir.