13 nov. 2006

Danza que desafía la gravedad

La danza es aburrida para ver. Quien sostenga esta afirmación es porque no presenció Air Condition, proyecto ideado por la internacionalmente reconocida coreógrafa Brenda Angiel, quien da vida a un espectáculo aéreo que es muy bien acompañado por música en vivo, juegos de luces y videos que captan un público que generalmente no se siente atraído por el mundo del baile.

Air Condition brinda al espectador una gran variedad de recursos escénicos que dan vida a un show de danza que rompe con los moldes de este tipo de presentaciones y sorprende al público que se acerca a la Ciudad Cultural Konex de viernes a domingos a las 21.

El espectáculo, apoyado en este entorno de luces y sonidos, transmite poesía, potencia y emoción. Los artistas corren por el piso y las paredes, se suspenden en el aire y bailan rebotando con sogas elásticas.

Air Condition tiene mucho de danza tradicional, volar, girar, alzar a la pareja. Los arneses y las sogas dan ese toque propio de la falta de gravedad, que muestra a los actores con cuerpos más blandos y con movimientos más suaves y ligeros.

De los diez actos de los que consta la obra, el tango es uno de los mejores números. Se aprovecha la sutileza que brinda la técnica de los bailarines que roza entre la parodia y el homenaje a esta danza popular por excelencia.

Parejas de jóvenes y familias sentadas en sillas plásticas (algo incomodas) ubicadas en las amplias gradas de a sala principal de la Konex, recuperan algo del clima del circo que hace contemplar, disfrutar y se dejarse llevar a los presentes que no pueden permanecer pasivos ante los movimientos a veces sensuales, otras veloces.

En Argentina fue estrenada el pasado 29 de septiembre, aunque la primera presentación de la obra fue en 2005 en el American Dance Festival. Además, Air Condition se presentó durante ese año también en otros festivales de danza en Nueva York, Holanda, y Austria.

Publicar un comentario