20 jul. 2008

Otro invento argentino

Hoy, 20 de julio, miles de argentinos disfrutaran de esta idea lanzada al mundo por el profesor, músico y odontólogo Enrique Febbraro, después que los astronautas Neil Amstrong, Edwin Buzz Aldrin y Michael Collins llegaran a la luna un 20 de julio de 1969.

Para este argentino el alunizaje debía ser también una manera de hacer nuevos amigos en otras partes de nuestro planeta. "Ese día -explica Febbraro-, todos estuvimos pendientes de la suerte de los tres astronautas. Fuimos sus amigos y ellos, amigos del universo".

Antes de que la Apolo 11 regresara a la Tierra, desde su consultorio de Lomas de Zamora, donde vivía entonces, envió mil cartas a cien países y, a vuelta de correo con 700 respuestas, había quedado fundado el Día del Amigo.

“Un amigo no da consejos, ayuda, acompaña”, define el hombre que el inventó esta celebración y completa: “la amistad es casta: si se mezcla con sexo, ya es otra cosa. Y tanto con un hombre, como con una mujer, tiene que estar fundada en el respeto”.

Con esta idea en mente visitó organismos nacionales, gubernamentales, municipales, políticos, religiosos, personas notables y amigos para que adoptaran la idea y luego la difundieran en sus áreas de influencia. Fue logrando su cometido. Primero ante el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires que con su decreto Nº 235/79 autorizó la celebración y le dio un marco legal. Luego se fueron sumando distintas entidades y extendiéndose por toda la Argentina y por algunos países de América Latina.

El Doctor Febbraro fue dos veces candidato al premio Nobel de la Paz y no hubiera querido que el Día del Amigo se convirtiera en una oportunidad más para el consumo, pero lo cierto es que en estos tiempos es una oportunidad más para aumentar las ventas en los comercios de regalos, librerías, florerías y restaurantes.

A mis amigos les deseo lo mejor, nos vemos
a la noche en la casa de los Canepa!!!

Publicar un comentario