5 sep. 2017

Dia del Scout

Hay días para todo. Día de la madre, del padre, del transportista y hasta del carnicero. ¿Por qué nosotros, los scouts, no podríamos tener el nuestro? Hoy, 5 de septiembre, los Scouts de Argentina festejamos nuestro día, recordando nuestra promesa y viviendo la Ley Scout.

Russell (el nene gordito de la película Up) con su mochilla llena de cosas y un lindo uniforme lleno de insignias por especialidades es quizás el último exponente del estereotipo scout bonachón. Algunos recordarán también al “scout de 40 años” que hacia emocionar al personaje de la publicidad de La Nación para el mundial de Alemania y algún que otro escándalo en los Estados Unidos con scouts de por medio.


Sin embargo, este Movimiento, fundado hace ya más de 100 años por un militar inglés llamado Robert Baden Powell, es mucho más que todos esos ¿prejuicios? que las personas tienen sobre lo que es el escultismo.

Es un Movimiento Mundial de jóvenes, niños y adultos, que en la Argentina suman más de 60 mil asociados. Está abierto a todas las personas, hombres y mujeres con el propósito de contribuir al desarrollo integral de cada individuo en particular y al de la comunidad en general.

El día de trabajo es el sábado. Semana tras semana, cientos de chicos y chicas de 7 a 21 años llegan a los distintos locales de Grupo, donde se les brinda muchas herramientas que da la educación no formal, una educación alternativa que potencia las capacidades de las personas, que no se agota en un tiempo o en un lugar específico y que se brinda en forma permanente, siempre con Ley y la Promesa Scout como bandera.

Una publicación compartida de @chelologu (@chelologu) el


Se fomenta a que los jóvenes tengan sus propios espacios de reflexión, de crítica y de autonomía de pensamiento. Un lugar donde optar libre y responsablemente por una jerarquía de valores que le sirva de referente para tomar decisiones éticas. Sin nunca olvidar el juego, donde el scout adoptará roles diversos, descubrirá reglas, se asociará junto a otros, asumirá responsabilidades, medirá fuerzas, evaluará sus aciertos y sus errores. Eso es lo que hacen los scouts. Educan en valores intentando formar más y mejores ciudadanos.

Recuerdo que la primera vez que llegué al terreno de la calle Vieytes salí espantado y llorando. Por suerte, al llegar a casa reflexioné y le pedí a mi viejo que nuevamente me llevara. Hoy, 26 años después, estoy en condiciones de decir que fue una de las mejores decisiones que tomé en mi vida.



En San Pedro, el nombre de mi Grupo Scout (aunque ya no vaya todos los sábados), conocí a esos amigos que duran para toda la vida. También ahí conocí a quien hoy es mi novia. Y fue este Movimiento el que me dio la posibilidad de conocer mi país de norte a sur y participar de encuentros mundiales en México y Chile donde conocí muchísimas personas que en otras latitudes sienten y quieren esta forma de vivir tanto como yo.

  

  

  

Por eso hoy, 5 de septiembre, invito a quienes se quieran acercar a conocernos, y a los que son o fueron parte les recuerdo esa frase que acompaña cada fogón de campamento:

DE NORTE A SUR… DE ESTE A OESTE… ¡¡¡TODOS SOMOS, SCOUTS!!!
Publicar un comentario