23 may. 2008

Servicio Técnico

La odisea de conseguir que una aseguradora se haga cargo de algún arreglo o reposición de cualquier producto es un proceso demasiado burocrático (léase lento).

Desde principios de abril que la heladera del depto (comprada en noviembre de 2006) dejo de funcionar con normalidad. Congelaba mucho el freezer y calentaba la heladera, una porquería.

23 de abril. Llego el turno de llamar al servicio técnico. Fueron muy rápidos en la respuesta y al otro día tenia al mecánico en mi casa diciéndome que tenían que llevarse la heladera porque el problema era interno. Hasta acá todo joya. Supuestamente al otro día se la llevarían, pero no.

5 de mayo. Diez días después logré que el flete retirara el más grande de los electrodomésticos (¿alguien puede decirme qué significa que las cosas de cocina sean de “línea blanca”?) que hay en mi casa. Según los del service, en 48/72 horas tendría la respuesta de cual fue el problema. Por supuesto esto no fue así.

19 de mayo. Catorce días después tuve novedades. Me iban a cambiar la heladera. Pero había que esperar a ese alguien autorizara la operación. Máximo otros 2 días.

20 de mayo. Lo logré, confirmaron el recambio. Tenían que enviarme un fax para que lo firme, se lo reenvie y recién después de otras 48 horas tendría la plata acreditada en Fravega.

22 de mayo. 18:45, lo logré, ya tengo la heladera nueva, pero hay que esperar otro día más para que la lleven a casa.

Exactamente un mes después de comenzado el proceso, tengo la heladera en casa.

¿Hacia falta tanta burocracia y papeleo para hacer un cambio? ¿Por qué las empresas de servicios, aseguradoras, etc., tardan tanto en solucionar los problemas de sus clientes, pero tan poco para venderte algo? Por suerte, el Gobierno sancionó la nueva ley de defensa del consumidor, que según dicen los que saben más del tema, protege al consumidor. Seguro que ahora estos problemas no van a volver a pasar.
Publicar un comentario